miércoles, 15 de octubre de 2008

CORUÑA FÚNEBRE Y LA MUERTE DE IMPRENTA ROEL


Una de las pocas revistas de ilustración que hubo en Galicia con contenidos para público infantil, durante la década de 1910 a 1920, fue Coruña Cómica.
La revista fracasó y su último número, salieron 6, apareció con otro nombre, curiosamente Coruña Fúnebre, en la que hacía sus pinitos como ilustrador entre otros el que luego se convirtió en una de las figuras más relevantes de la cultura gallega de la época, Castelao. Esto fue en el año 1914.
La revista estaba impresa en Litografía e Imprenta Roel, un edificio que acabo decadas más tarde convirtiéndose en campamento gitano.
Estaba ubicada en la Avenida de Finisterre lindando con el Paseo de los Puentes y Parque de Santa Margarita. Durante mi infancia, ya que estudiaba justo al lado, ví pasar cientos de yonquis que iban allí a comprar caballo. Era la época en la que la heroína causó estragos.
Al margen de eso es una pena que no se conservase ese edificio después de ser desalojado ya en los 90 porque realmente supuso mucho aquella imprenta para la ilustración gráfica en Galicia ya que era una de las mejores de la época y muchos carteles, libros y otras publicaciones ahora históricas tuvieron allí su origen físico pero la especulación inmobiliaria no deja espacio a ciertos edificios emblemáticos y más cuando un avanzado estado de deterioro y el peso moral de haber sido un lugar de trapicheos hizo olvidar aquel pasado cultural que supuso dicha imprenta para la ciudad.
Sus cimientos yacen sepultados ahora bajo enormes bloques de edificios pero son muchas la publicaciones y litografías que aun pululan por ahí con su sello en los archivos municipales coruñeses y en colecciones particulares.

Lo más curioso del asunto es que con sede en Paseo de Los puentes y hasta hace poco la empresa siguió funcionando con fines inmobiliarios y sin cambiar el nombre.

Litografía e Imprenta Roel, Sociedad Anónima se liquidó como sociedad el 9 de octubre de 2006 después de haberse dedicado durante las últimas décadas a un negocio mucho más frio y diferente del que fué en su origen y lo que nos quedará en la memoria es el recuerdo de su primera época.

5 comentarios:

belatz dijo...

Hey, amigo!!!

No sabía de este garito,

Me pasaré de vez en cuando,

Abrazotes

manel cráneo dijo...

gracias, un abrazo!!

Anónimo dijo...

Cierto. Yo vivia muy cerca del magnífico edificio modernista, de fines del XIX, de nave única formada por la yuxtaposición de un gran número de secciones con cubierta a dos aguas. Así somos los gallegos: envidiamos lo de afuera porque no valoramos y dejamos destruir lo de dentro. Allí ví, cuando el edificio ya estaba abandonado, una pareja haciendo el amor. Yo era un púber ( años 70)y me paseaba por su interior como si fuera un pabellón de deportes. En fin, otra sin memoria más. Una pena.

Anónimo dijo...

hola gracias antetodo quien recuerda la imprenta roel yo jamas llegue a conocerla,pero bueno era de mo tatarabuelo me alegro k se tenga buenos recuerdo un abrazo grande

Anónimo dijo...

hola gracias antetodo quien recuerda la imprenta roel yo jamas llegue a conocerla,pero bueno era de mi tatarabuelo me alegro k se tenga buenos recuerdo un abrazo grande